Saltar al contenido.
Anuncios

Construyendo a un personaje: KEN KANEKI Tokyo Ghoul / Tokyo Ghoul:Re

El anime de Tokyo Ghoul:Re terminó esta semana y aunque hay cuarenta mil críticas a su representación animada no se puede negar que lo que pretende con su protagonista es bastante ambicioso, partiendo de que la locura como elemento esencial es muy complicada de tratar.

Hay experimentos muy interesantes a lo largo y ancho de la cultura que de lejos son mejores que la obra que aquí comentamos (como Silent Hill, por decir lo menos), sin embargo, la intención de Sui Ishida, el autor, es acertada. Porque si bien el espectador está muy seguro de que el protagonista, de hecho, perdió la cabeza hace rato; dentro de la trama, Ken Kaneki es un tipo cuerdo e inteligente, lleno de creatividad y angustia, elementos básicos que, según sabemos, permiten a los trastornos como el de personalidad múltiple aflorar. Podríamos decir entonces que el manga hace una semejanza bastante interesante y real, dentro de la ficción, de lo que se siente perder el control de tu realidad, ser víctima de una tercera parte manipuladora y dudar hasta de tu propia sombra.

Construyendo a un personaje - Ken Kaneki

Cuando Kaneki se asedia a sí mismo la desesperación nos ahoga a todos, al personaje tanto como a los espectadores, puesto que nos encontramos ante escenarios llenos de confusión, negación y autoconmiseración. Que a pesar no de haber podido ser en el anime tan impactante como en el manga, igual hay imágenes visuales y auditivas agobiantes (las repeticiones, sea con los suelos tipo ajedrez o con las frases).

En términos del desarrollo del personaje, cuando nos referimos a que la locura lo define (al protagonista) hablamos de las grandes contradicciones que enfrenta constantemente, que lo hacen cambiar de moral e ideales de maneras muy radicales. Todo justificado, básicamente, por un control mental lo suficientemente agresivo como para borrar parte de su identidad. Dentro de todo, es muy lógico lo que pasa, pues tenemos a alguien que antes de iniciar el meollo de la historia ya tenía problemas existenciales derivados de carencias afectivas, haciéndolo, de cierta manera, extremadamente vulnerable y manipulable.

gdfgddfgf.PNG

Un desarrollo al 100% redondo (complejo) aunque dentro de los límites típicos del personaje, demostrando que éste puede ser el mismo aun cuando ya no actúe bajo los mismos patrones de antes. Lo divertido del experimento llega a niveles absurdos cuando el mismo Kaneki cae en cuenta de su propia contradicción, ahí es donde, nos parece, se sella su locura, así como también lo trágico del cuento. Porque si hay algo claro es que una historia tiende a lo trágico cuando el personaje no tiene poder de decisión, cuando hay un destino (usualmente triste o indolente) que lo guía.

El mundo que plantea Tokyo Ghoul da para mucho, busca reinventarse con cada capítulo y no conoce límites en cuanto a diversidad, eso es algo que aplaudir de Sui Ishida sin duda alguna. Definir buenos o malos es complicado con este autor, para quien, al fin y al cabo, todos tienen intereses que chocarán en algún punto, dejando de ser moralmente aceptable para A o B. Un mundo lleno de belleza e injusticia en que por cada germen de sociedad que exista se amerita un salvador distinto.

En su opinión, la naturaleza humana es comernos entre todos, en sentido literal. Muy decepcionante, pero nada a lo que no estemos ya acostumbrados con la cultura actual.

tokyo_ghoul_re_v05_cap_53_mw-13_220608.jpg

Como comentario aparte nos gustaría mencionar que la obra se toma muy en serio el sufrimiento de su elenco, le da lugar a todos para llorar (y razones a los lectores para hacerlo con ellos), de allí que, en algunos momentos, su narrativa pueda sentirse caótica, puesto que cada individuo pertenece a la misma propuesta estética desencantada, al mismo universo melancólico, el cual cada personaje vive a su manera íntima.

El protagonista vendría a encarnar la decepción y esperanza de todos, dado que, bajo los estándares de la cultura budista de Japón, la decepción conlleva a la destrucción, la cual a su vez devendrá en renacimiento (o rencarnación). Aun cuando esto implique cargarse a las masas que no lo apoyen. Mismo mensaje de Evangelion, Shingeki no Kyojin, etc… Como dijimos, es parte del canon budista en el que viven.

¡Muchas gracias por leer hasta aquí seguidores de El Culto Del Anime!

Método de donación voluntaria: 

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Si quieres ayudarnos con la página web, pero sin tener que hacer una donación, desactive el bloqueador de publicidad o añada el dominio a excepciones, eso nos sería de muchísima ayuda.

Síguenos en nuestras redes sociales:

twitter-2012-negative-logo-5C6C1F1521-seeklogo.com 1000px-F_icon.svg 2000px-Instagram_logo_2016.svg

Anuncios

1 Comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: